sábado, 20 de agosto de 2011

// //
Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecto, de estar lleno de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás. Y a pesar de ello.... ¡Quererme mucho!

0 Reactions to this post

Add Comment

Publicar un comentario en la entrada